Esta vez la sabiduría no estuvo del lado de quien toma las decisiones en San José Insurgentes.

El béisbol es un deporte que se juega todos los días. Quienes somos aficionados de corazón vamos al parque de pelota a disfrutar de lo que más nos gusta: las jugadas, el ambiente y los amigos.

Obvio es que no podemos asistir diariamente, pues el tránsito en esta ciudad lo hace prácticamente imposible. Recurrimos entonces a las transmisiones de radio, si es que vamos conduciendo, o a la televisión.

En las últimas dos temporadas, un recurso más está al alcance del aficionado: las redes sociales. Facebook y Twitter han resultado herramientas valiosas para quienes informan sobre los hechos del diamante a quienes no tienen acceso a otro medio.

La temporada pasada, una servidora asistió al 80% de los juegos que se programaron en el Foro Sol y desde ahí pude informar a través del Twitter y del Facebook sobre lo que pasaba en el autódromo de Iztacalco. Cuando por alguna razón no podía ir, siempre estaban las agradabilísimas voces de Eduardo Saint Martin y de Tony Morales para narrar los juegos, o el profesional estilo de Agustín Castillo.

Como muchos aficionados a los Diablos, podía ver los juegos en la televisión porque mi sistema de Cable, el que he tenido por años, cuenta con TVC Deportes. Pago $679 pesos al mes por el paquete Premium y la verdad no he tenido problemas con la señal en años. Desafortunadamente, si quisiera ver los juegos de Diablos en el 2012, tendría que cambiar a SKY.

Primero hay que pasar por el tortuoso laberinto que es cancelar un servicio. Preguntas, trabas, llamadas eternas, devolución de equipo, etc. etc. Suponga usted que finalmente lo logra y que llama al vendedor de SKY.

El paquete que más se parece al que tengo cuesta $919 pesos mensuales. Para poder suscribirse a este sistema, hay un plazo forzoso de 18 a 24 meses, según el número de televisiones, el mío sería de 24. Además, tendría que pagar una membresía anual de $320 pesos y firmar un pagaré por $6,000 ($2,000 por cada equipo).

Los Diablos Rojos del México no se caracterizan por mantener los convenios. Un año se visten con Umbro, al siguiente con Majestic, luego regresan a Umbro… ¿Y si hacen lo mismo con las televisoras?

En pocas palabras, la decisión que tomó el equipo de cambiarse de televisora afecta a mucha gente justo donde más duele: en el bolsillo y en el sentido común porque ni locos me van a dejar en casa cambiarme a SKY sólo porque ahí pasan los juegos de los Diablos.

Sus razones tendría la directiva, pero ciertamente no cosideraron que la costumbre arraiga y quienes ya nos habíamos habituado al servicio de TVC lo extrañaremos. Que también hay que decirlo, a veces pasaban los juegos de Diablos en la madrugada, pero los domingos eran de ley.

Esta vez la sabiduría no estuvo del lado de quien toma las decisiones en San José Insurgentes.