19/04/14.- Este viernes, los Atléticos de Oakland apaleaban desde la primera entrada a los Astros de Houston 7 carreras a 0, cuando el short stop del equipo californiano, Jed Lowrie se cuadró para tocar la bola en su segundo turno de ese inning. Grave error, pues aunque el objetivo del juego es ganar, se considera una falta de respeto tocar la bola cuando hay una ventaja tan grande en la pizarra.

Cuando Lowrie volvió a tomar un turno en la tercera entrada, el pitcher relvista Paul Clemens le mandó dos bolazos, uno a la cabeza, que hicieron que el bateador terminara en el suelo. Lowrie, un ex Astro, fue retirado para el tercer out con un elevado y estaba claramente enojado. José Altuve se acercó para explicarle la situación y hasta el manager Bo Porter le dijo algunas cosas que no parecían amigables, pero ahí quedó la cosa, la afrenta quedó saldada.

Efectivamente, existen reglas no escritas en el beisbol, que es un deporte de tradiciones y en el que el deportivismo existe, al igual que algunos códigos de comportamiento que no son del todo conocidos por los aficionados. La mayoría de estas reglas fueron adoptadas para conservar un nivel de respeto entre los peloteros. Romperlas, generalmente termina en bolazos o en grandes broncas.

Es algo así como un código de honor. Una de estas reglas, por ejemplo, dice que un corredor a la ofensiva no debe atravesar por encima del montículo, pues se considera una falta de respeto al pitcher. Esta es una regla que Dallas Braden (el del juego perfecto) hizo notar al famoso Alex Rodríguez hace algunas temporadas.

Hay otras reglas que tal vez el amable lector ha notado, por ejemplo que un jonronero nunca celebra antes de llegar a home o se queda viendo si su batazo se vuela la cerca, lo que debe hacer es correr como si fuera un hit o un fly y esperar a que el rugir de los aficionados o la felicitación del coach de primera base le informen sobre el feliz cuadrangular ¿Lo había notado usted?

Existe un libro dedicado a estas reglas no escritas del beisbol, escrito por Paul Dickson, se llama The Unwritten Rules of Baseball, del que se extraen las siguientes:

1. No es correcto hacerle swing a la primera pichada cuando se es el bateador que sigue en turno después de jonrones espalda con espalda. Esto es por consideración al pobre pitcher que claramente no está teniendo su mejor salida.

2. No lleves tu turno al bat a cuentas largas cuando tu equipo va ganando por muchas carreras. Nadie quiere alargar la agonía de un juego que está claramente de un solo lado. Se espera que los bateadores hagan swing a todo lo que parezca strike.

3. Cuando te golpee una pichada, no te sobes. Ciertamente un asunto de hombres, es como decirle al pitcher que intencional o no, el bolazo no le dolió.

4. Cuando un pitcher está lanzando bolas de calentamiento a home, el bateador debe mantenerse alejado del home. Se trata de otra regla de respeto hacia el que tira.

5. Cuando te dirijas a batear, no pases en frente del umpire o del cátcher. Te invito a verificar esta regla, pues en realidad sucede.

6. No ayudes a un oponente a realizar una jugada (por ejemplo ayudándolos a que no se lastimen cuando van por un foul al dugout). Esto podría traducirse como: Si no es de mi familia ni de mi equipo, que se mate, o al menos que no haga la jugada.


7. Los pitchers se quedan en el dugout al menos hasta que termine el inning en el que los relevaron. Esto es por respeto al trabajo de los compañeros de equipo, no hay más.